Directora de Recursos Humanos de Latinoamérica de CIT

“Creo que la huella que he dejado en esta carrera ha sido principalmente mi compromiso con la empresa, con mi equipo de trabajo y con la comunidad. Asimismo la aportación de mis conocimientos profesionales  y mis deseos de superarme han marcado mi vida profesional”.

Cuando conocí el ITAM el plan de estudios, el nivel académico y el  profesorado me parecieron muy buenos, a pesar de que en aquél entonces (1980) era una Universidad pequeña a comparación de otras.

En un entorno tan competitivo como en el que vivimos creo que las habilidades (como: investigación, redacción, comunicación, seguridad para la toma de decisiones, trabajo bajo presión y en equipo, actitud), así como los valores (ética profesional, respeto a mi misma y al trabajo, honestidad, auto motivación, responsabilidad, disciplina y compromiso) y los conocimientos profesionales son clave para marcar la diferencia.

Considero que los Contadores actuales deben estar preparados en los siguientes tres grandes rubros, además de sus conocimientos y actualización propios de la Carrera:

Normas Financieras Internacionales de Regulación (IFRS).
Ley Sarbanes-Oxley.   La cual regula funciones internas y revisiones de auditoría. Todas las empresas que cotizan en bolsa o que su matriz es norteamericana, deben apegarse a las reglas de esta ley.
Softwares aislados (contables, administrativos y de control) están siendo sustituidos por plataformas integrales.

Creo que una especialidad dentro de esta carrera no es tan necesaria. Si se quiere  obtener un puesto directivo, además del desempeño y conocimientos profesionales, la persona debe de tener habilidades en diseño de estrategias, toma de decisiones, manejo de equipos hacia un objetivo común bien definido, liderazgo, manejo de relaciones, comunicación, etc.

Creo que la decisión más importante que he tomado en mi vida  profesional, es cuando me ofrecieron el puesto de Gerente de Recursos Humanos “de la Región” en la Empresa donde actualmente trabajo.  La promoción implicaba manejar el área de RH también de Colombia, Chile, Brasil, Puerto Rico y Argentina, lo cual implicaría alejarme de mi familia, y tener tanta responsabilidad me hacía sentir insegura. Pero aun así acepté el reto, el primer año fue muy difícil: profesional y personalmente. Después de 6 años en el puesto, me dieron el puesto de Directora Regional y me siento muy afortunada de contar con el apoyo de todos los directores de la Región así como de la Oficina Corporativa.

División: 
División de Administración y Contaduría
Foto: 
Alumno / Exalumno: 
Exalumno